El Remero que podria ser programador


En 1994 se celebro una competición de remo entre dos equipos:

  • Uno compuesto por trabajadores de una reconocida empresa argentina
  • El otro por sus colegas de una similar japonesa.

Apenas fue dada la orden de partida, los remeros japoneses comenzaron a destacarse. Llegaron a la meta prontamente. El equipo argentino lo hizo una hora después. De regreso a nuestro país, la Dirección se reunió para analizar las causas del desconcertante e imprevisto resultado. Se llego a esta conclusión: En el equipo japonés había un jefe de equipo y diez remeros, mientras que en el argentino había un remero y diez jefes de equipo.

Se decidió entonces adoptar las medidas pertinentes para el año siguiente. En 1995, apenas producida la largada, desde la primera remada el equipo japonés volvió a adelantarse. El equipo argentino llego esta vez dos horas después. La Dirección volvió a reunirse luego del nuevo revés y tras estudiar lo acontecido, comprobó que:

En el equipo japonés había un jefe de equipo y diez remeros, mientras que en el argentino, luego del intenso estudio realizado el año anterior, estaba compuesto por un jefe de equipo, dos asesores de gerencia, siete jefes de sección y un remero. Por lo cual, tras un minucioso análisis, se llego a una conclusión unánime: “el remero es un incompetente”.

Se tomaron nuevas iniciativas pero en 1996 el equipo japonés escapo de salida. La tripulación argentina, cuya integración había esta vez sido encomendada al Departamento de Nuevas Tecnologías, llego tres horas mas tarde. A los efectos de tomar al toro por las astas, se llevo a cabo una reunión en el salón VIP del cuarto piso, esta vez con todo el staff con presencia obligatoria y se concluyo que:

Posiblemente para desconcertar, esta vez el equipo japonés opto por la formación tradicional de un jefe de equipo y diez remeros.

El equipo argentino, que había sido conformado según el informe final de una afamada consultora con casa central en Nueva York, prefirió una formación vanguardista integrada por un jefe de equipo, dos auditores de la mencionada consultora, un asesor en empowerment, un asesor en downsizing, un asesor en calidad total y cuatro controllers administrativos que no quitaban el ojo al único remero a quien ya habían amonestado y castigado quitandole todos los plus e incentivos por el fracaso del año anterior.

Luego de varios días de reuniones realizadas en un famoso SPA en la provincia de Entre Ríos, se concluyo que debía recurrirse a la contratación de un nuevo remero, pero a través de un contrato de outsourcing a los efectos de no tener que lidiar con el sindicato y no estar atado a convenios laborales que esclerosan la eficiencia y degradan la productividad.

En unos días se corre la competencia correspondiente al ano 1997 y hay gran confianza en el equipo…

Cualquier similitud entre el remero y un desarrollador son pura coincidencia 😉 Sinceramente hay que tener mucho cuidado y prestar mucha atencion para no terminar haciendo software siguiendo la historia del remero. Los puestos de liderazgo y managment son necesarios, pero nunca hay que olvidarse que si no remamos todo lo demas no sirve de nada…

Anuncios

Un comentario en “El Remero que podria ser programador

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s